Harry Houdini: el escapista egomaníaco

By Ángela Ramos

La Fundación Telefónica acoge en su Espacio cultural una exposición que presenta la vida de Harry Houdini (Budapest, 1874-Detroit, 1926) desde otra perspectiva.

Still Art Magazine estuvo allí para dar fe de la importancia de este ilusionista en el mundo de la magia.

LA exposición saluda a los visitantes con siete hombres que, al quitarse ante nosotros el bombín, muestran en sus calvas las letras que componen el nombre de Houdini. Harry Houdini, quien tomó su apodo de Robert Houdin, mago al que nunca conoció. También aparece una foto a tamaño real del escapista (resaltando su baja estatura). Como la mayoría de los magos, empezó en ferias ambulantes mostrando sus espectáculos junto con freaks humanas. Poco a poco el personaje del mago comenzó a gestarse en calidad de artista, como los manuales entre cristales que hay lo demuestran.

De esta primera “fase” se pasa a una sala donde conviven diversos aparatos dedicados al entrenamiento. Houdini puso las bases de un nuevo tipo de ilusionismo que partía de la fuerza física, la velocidad, la tensión y el reto. Por ello entrenaba duramente con bicicletas estáticas, máquinas de remos, sacos de boxeo, etc. Todos los instrumentos son prestados por facultades españolas. El escapista era famoso también por correr 16 KM diarios, nadar al menos 5 y practicar uno de sus deportes favoritos, el boxeo.

i.jpg
En la imagen aparece el campeón de los pesos pesados (izquierda) dramatizando un puñetazo contra Houdini que es frenando por el campeón de pesos medios. Fotografía tomada de la web de la Fundación

De forma paralela, en la exposición se encuentra una colección de esposas de la época junto con versiones más recientes, desde las más conocidas hasta las de pulgares pasando por la modalidad rusa.

foto-sala-1.jpg
Camisa de fuerza de cuero. Atrás, panel con Houdini esposado y la colección de esposas

Sin embargo, la joya de la corona es la camisa de fuerza: una réplica casi perfecta de la que hubiera podido usar Houdini. Además, se puede ver un vídeo explicativo de cómo el escapista salía ileso tras sumergirle boca abajo y atado en una celda acuática a través de la representación de un actor.

La tercera parte de esta visita recoge sendos carteles publicitarios del propio Houdini. Como ya se ha mencionado, si su faceta de escapista era potente, a publicista era difícil enfrentarle: el truco de la cántara de leche, la celda acuática, los escapes de las cárceles o sus saltos al Támesis son algunos ejemplos.

Al final de la crónica se puede ver una galería con algunos de estos carteles e ilusiones visuales.

Por último, “Las leyes del asombro” cierra con un espacio dedicado a la lucha de Houdini contra los espiritistas, a los que incitó a averiguar las postreras palabras de su madre (que nunca dijo) antes de morir.

Tras su muerte en Detroit a raíz de una apendicitis no curada, su esposa animó a otros mediums a intentar contactar con él en el otro mundo. Pasados diez años dio por muerta esa empresa.

La exposición permanecerá hasta el 28 de mayo en la cuarta planta de la Fundación Telefónica de lunes a domingo de 10:00 a 20:00. Más información en la página sobre visitas guiadas.

–> Añade a la experiencia Houdini un desayuno, comida o tapeo cerca de la exposición. Still Art Magazine ha preparado una selección de bares y cafeterías en los alrededores para que no falte de nada.

 Exposición Harry Houdini. Una experiencia completa en pleno centro de Madrid –

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s